viernes, 16 de julio de 2010

Phyllobates Terribilis

Share



Habitan en América Central o del Sur, en las selvas tropicales.

Debido a sus 38mm la hace el animal más peligroso del mundo. Puede producir aproximadamente 28gr de veneno a través de su piel, capaz de matar a más de 15000 presas o 1500 personas. Son muy venenosas en su hábitat natural.

Son más conocidas como ranas flecha o ranas dardo, por el uso que hacen de ella, ya que utilizan su veneno para ponerlo en sus puntas.

El macho, carga con los renacuajos a la espalda hasta que encuentra un lugar perfecto para depositarlos, una charquita, de donde no saldrán hasta que sean unas ranas.



Las ranas flecha o dardo, utilizan un color muy brillante y llamativo para indicar a sus posibles depredadores que no son comestibles.

Hay una gran variedad de estas ranas flecha o dardo, de muchos patrones de colores que iremos conociendo poco a poco. La Phyllobates Terribilis es sin duda una de las más admiradas y las más temidas.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

ya ves el nombre lo dice todo, terrbilis de terrible jajajaja

muy buena info, ya sabemos algo mas sobre las ranitas exoticas

Javier Cuadrado dijo...

Es increible como algo tan pequeño puede ser tan mortífero..
Me he dado una vuelta por tu blog y me ha molado bastante la verdad ya que yo tambien soy un admirador de la naturalez y siempre gusta leer algo que no sabias jurjur apuntare tu blog en mi lista de favoritos para los premios 20blogs.
Espero que le eches un vistazo a mi blog y ver un comentario tuyo en alguna entrada o en el chat.
Suerte en los premios!

Javier, Sorcios.com

Basurero Usurero dijo...

Hay que tener cuidado con ese animal no vaya a ser que nos aniquile. Suerte.

Javier Cuadrado dijo...

muchas gracias a ti también por tu comentario en mi blog!! esperamos tu voto!! jajaja ;)

un saludo y muchísima suerte de nuevo :D

Talahasse dijo...

La naturaleza no deja de sorprenderme (y me alegro de que así sea). Supongo que este será uno de los peligros que hacen que las selvas continúen siendo un entorno salvaje.

Nos leemos!